Ecologiteca » Naturaleza » ¿Conoces la tala indiscriminada de árboles?

¿Conoces la tala indiscriminada de árboles?


En la actualidad, la tala de árboles en exceso sigue siendo un problema grave en varios sectores el planeta. Se sabe que efectivamente, de este recurso primerio para proveer a variadas industrias y necesidades del ser humano. Sin embargo, a menudo a las compañías pasan por alto que deben hacerlo de una manera responsable, pues esta actividad puede terminar por traer fatales consecuencias a paisajes que están llenos de vegetación y que cumplen con más funciones de las que se imaginan para el equilibrio ambiental. A continuación no solo te las explicamos con detalle, sino que también te comentamos como puedes poner de tu parte para combatir este fenómeno.

tala

¿Qué es la tala indiscriminada de árboles?

La tala de árboles, también conocida como deforestación, es una acción humana que provoca severos daños en los ecosistemas caracterizados por superficies forestales. Puede ocurrir no solo a causa del uso de máquinas de deforestación, sino también por incendios.

Las industrias madereras son quienes más responsabilidad tienen de este procedimiento, aunque eso no excluye a otras como las ganaderas, las míneras y incluso las que se mueven a través de la agricultura; pues muchas veces retiran árboles de manera innecesaria solo para despejar el suelo que necesitan.

Consecuencias de la deforestación

La falta de la árboles tiene como resultado algunas situaciones de lo más dañinas para el planeta, como lo son las siguientes:

  • Desertificación. Muchos grandes desiertos de los que sabemos, en la antigüedad fueron frondosos bosques. A falta de vegetación que proteja los suelos, estos pierden la fertilidad como para verse nuevamente poblados por la naturaleza.
  • Extinción de especies. Son varias las especies de flora y de fauna que dependen de los árboles para sobrevivir, no solo porque ellos les proveen de un sitio para resguardarse, sino que también de alimento y del mantenimiento de su entorno.
  • Cambios climáticos. El follaje de los árboles frena naturalmente las corrientes del aire, cumpliendo con una función protectora. A menudo, aquellas zonas que sufren de desertificación se ven azotadas de manera extrema por los vientos.
  • Contaminación. Es gracias a las zonas verdes que rodean muchas ciudades, que el aire puede mantenerse limpio, ya que purifican el dióxido de carbono. Sin ellos, los niveles de contaminación suben irremediablemente.
  • Desplazamiento de poblaciones indígenas. En varias zonas del planeta, existen poblados indígenas que viven entre sitios naturales y llenos de follaje. La pérdida del mismo los obliga a abandonar el ambiente que conocen.

Medidas para prevenir la deforestación

Afortunadamente hay acciones que se pueden llevar a cabo para evitar todo lo anterior. Tú estarás poniendo de tu parte, en tanto te animas a colaborar con una o más de ellas.

  • Plantar un árbol. Hazlo siempre que puedas y en los sitios que te lo permitan. Muchas personas participan activamente en campañas de reforestación, plantando árboles fuera de las urbes.
  • Compra productos de compañías ecológicas. Cada vez son más las empresas con una política de reforestación, que aprovechan la madera al máximo y se comprometen a reforestar las zonas donde talan.
  • No desperdicies el papel. Siempre usa una hoja por los dos lados y en tanto te sea posible, utiliza hojas recicladas en tus trabajos. Prefiere los formatos virtuales antes que los impresos.
  • En Navidad, compra árboles artificiales. Y si optas por uno natural, al menos aseguráte de adquirirlo con una empresa que también tenga una política de reforestación.

Como ves, es muy fácil ser parte de la solución y puedes lograr un gran cambio con cosas tan sencillas como las que acabamos de mencionarte. Ponlas en práctica cuanto antes y que las personas que te rodean también lo hagan.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)