Ecologiteca » Naturaleza » La biosfera y su relación con el Medio Ambiente

La biosfera y su relación con el Medio Ambiente


Ya hemos hablado en otros artículos acerca de conceptos como los ecosistemas o el Medio Ambiente. Si algo ha quedado claro en dichas entregas de Ecologiteca, es el hecho de que todos los seres vivos y componentes físicos que nos rodean, tienen una relación muy estrecha entre sí y su equilibrio depende en mucho de las acciones del hombre. Pero existe todavía algo más que debes conocer; si es que no lo has hecho aún, que envuelve toda la vida que existe en el planeta y es tan importante, como el más pequeño organismo que podemos hallar dentro de la Tierra. Hablamos de la Biosfera, un término que también hace importante acto de presencia en la ecología.

biosfera

¿Qué es la biosfera?

Se le llama de esta manera a toda la conjunción de seres vivos que cohabitan dentro de la Tierra y las interacciones que presentan entre sí. Se suele pensar en la biosfera como un elemento envolvente de la vida en nuestro planeta; algo así como un gran bioma en el que todos los días, surgen millones de posibilidades del crecimiento de un nuevo organismo y que también sufre cambios inevitables.

Algunas palabras que son equivalentes de este término son biogeosfera y ecosfera.

El término biosfera surge por primera vez en el año 1875, de la mano del geólogo Eduard Suess. No obstante no sería sino hasta 1920 que la palabra realmente adquiriera importancia como concepto, gracias a Vladimir I. Vernadski, científico ruco que se especializaba en geoquímica.

La vida en la biosfera

Todos los organismos vivos abarcados por la biosfera obedecen una jerarquía que no puede ser ignorada, si se trata de analizar como se encuentra estructurada. Hay dos elementos principales que se destacan por debajo de la ecosfera y en los que la vida, puede surgir de diversas formas a través de varias especies.

Continentes

Es aquí donde conviven los seres humanos con una gran cantidad de flora y de fauna. Diversos factores como la humedad, el tipo de suelo y la temperatura entre otros, provocan la existencia de regiones muy diferentes, que pueden ser tan áridas como pobladas de vegetación. De la misma manera, se considera que los continentes sufren diversos cambios gracias a la intervención del hombre y de ciertos fenómenos naturales, como el movimiento de las placas tectónicas y los maremotos.

Óceanos

La riqueza que abunda en los ecosistemas marinos es tan vasta o incluso más que la que hay en los continentes. Además de aspectos como la temperatura y la inclusión de corrientes acuáticas, la luz es un factor que tiene mucho que ver con el desarrollo de la vida. Mientras que en las aguas que se encuentran a menos de 200 metros de profundidad es posible observar una enorme cantidad de animales y plantas que ya son absolutamente conocidos por el hombre, se encuentra que en las profundidades todavía quedan varios misterios por descubrir. Algunos peces de las fosas abisales, han llegado a ser descritos como verdaderos monstruos marinos debido a su aspecto y su comportamiento en la oscuridad del óceano.

La biosfera profunda

Este concepto se refiere a los organismos que pueden habitar en las capas más profundas de la corteza de las plantas, ya que en un principio se establecía que el surgimiento de la vida frenaba hasta el comienzo de sus raíces. Lo cierto es que la creación de la misma es mucho más complicado de lo que suponemos, porque aún existen microorganismos que son imposibles de percibir para el ojo humano a simple vista y que sin darnos cuenta, reaccionan también a los estímulos físicos y químicos presentes en un ambiente.

La hipotésis Gaia

Esta hipotésis es una teoría que surge con relación a la biosfera y en la que se concibe al planeta Tierra como un organismo interactivo, en el cual las acciones y comportamiento de todos sus seres vivos influyen directamente sobre ella y a su vez, reciben la misma influencia en una relación que depende de ambas partes; de tal manera que no se puede decir que una parte sea independiente de la otra. Dicho pensamiento recibe su nombre por Gaia, una diosa de la mitología griega que representaba a la tierra en sí. También conocida como Gea, tenía su equivalencia en la cultura de los romanos en el personaje de Terra.

La importancia de la biosfera para el proceso de la vida

La biosfera es bastante especial debido a sus particulares condiciones para albergar vida, dentro de un espacio muy vasto del universo, en el cual aún no se han encontrado evidencias claras de algún elemento similar en los planetas cercanos. Ponernos a pensar en todo lo que tiene lugar dentro de ella y como los seres vivos, sean humanos, plantas o animales, comparten un ciclo muy parecido a la hora de nacer y reproducirse, nos hace darnos cuenta de cuan importante es mantener el equilibrio dentro de la ecosfera y lo singular que esta es.

Sin embargo como ya hemos mencionado antes, muchas de las acciones de los hombres pueden romper el equilibrio naturalmente establecido, al participar en problemas como la contaminación, la erosión de los suelos y la extinción de varias especies animales, aparte de otros. Hemos llegado a un punto en donde se pueden apreciar transformaciones demasiados drástica y en el cual resulta indispensable tomar conciencia de lo mucho que podemos hacer, para preservar o destruir lo que nos rodea.

No olvides que así como inmensa es la biosfera, también puede ser algo muy frágil.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)