Ecologiteca » Manualidades ecológicas » Lámparas con latas de aluminio

Lámparas con latas de aluminio


Las latas de aluminio son una de esas cosas que generalmente, siempre acabamos teniendo en casa después de ir a comprar víveres. Resultan increíbles para guardar todo tipo de alimentos o conservas; a veces también nos quedamos con las que tenían pintura u otras cosas. El meollo del asunto viene en pensar que se puede hacer con ellas, una vez que se ha terminado de aprovechar todo el contenido. Y es que la verdad es una pena tirarlos, sabiendo que ya hay tanta basura afuera que no hace más que incrementar la contaminación. Por eso es que esta vez, nosotros te proponemos una asombrosa manualidad en la que aprenderás como hacer unas bonitas lámparas.

lámpara

Es más fácil de lo que te imaginas y además, puedes obtener un accesorio decorativo muy original y que te durará por buen tiempo. Lo único que necesitas para comenzar es lo siguiente:

  • Latas de aluminio. No importa el tamaño pero si tienen etiquetas, asegúrate de removerlas para dejarlas al descubierto.
  • Clavos y un martillo.
  • Patrones en papel con los diseños que más te gusten.
  • Velas.
  • Un rotulador.
  • Cinta adhesiva.
  • Un alambre de calibre de buen grosor.
  • Pintura acrílica si es que gustas darle un poco de color a tu lámpara.

Para quitar los restos de pegamento que puedan tener las latas de aluminio, lo mejor es que las coloques debajo de agua hirviendo con mucho cuidado. Esto lo derretirá y hará que sea más sencillo de remover. También debes cuidar aquellas que elijas no tengan borde filosos con los que te puedas cortar. Por supuesto, también es conveniente que laves cada una con agua y con jabón.

Una vez que has conseguido todo lo necesario, es momento de empezar.

  1. Primero que nada, toma una cinta métrica y mide el diámetro de la circunferencia de cada lata, así como su altura. Estos son datos que te servirán más adelante, así que escríbelos aparte y tenlos muy a la mano.
  2. Lo siguiente es llenar las latas con agua y meterlas al congelador durante una noche antera. Mientras, puedes ir sacando tus diseños en papel con las figuras que más te gusten. Lo mejor es que busques aquellos que puedan adaptarse al tamaño de cada lata, así que toma esto muy en cuenta.
  3. Una vez que tengas los diseños escogidos, será momento de que los imprimas en hojas y con el rotulador, marques puntos a la misma distancia encima de las líneas que los conformas. La razón de esto, es que vas a usar cada punto como una guía para perforar encima de ellos, y marcar el dibujo encima del aluminio.
  4. Saca las latas del congelador una vez que el agua esté absolutamente solidificada. Lo mejor es que las saques una por una, para que vayas trabajando sin que todas se descongelen. Con un poco de cinta adhesiva, vas a pegar uno de tus diseños en la superficie de cualquiera de ellas.
  5. Ahora viene el paso más importante. Con el martillo y un clavo, ve perforando encima de los puntos que marcaste con rotulador hasta obtener la figura completa. Deja que el hielo se derrita y procede a vaciar el agua más tarde.
  6. Si elegiste pintar tus lámparas, usa la pintura acrílica para colorear encima del aluminio de la forma que más te guste. También toma otro clavo y el martillo para perforar dos pequeños agujeros, a cada lado de las latas.
  7. Por último, ata un poco de alambre de cobre a cada extremo de las latas, usando los orificios que abriste anteriormente. Esto te servirá para colgarlas. Mete una vela encendida dentro ¡y listo! Ahora tienes un gran accesorio ecológico.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)