Ecologiteca » Manualidades ecológicas » Macetas colgantes con botellas de vidrio

Macetas colgantes con botellas de vidrio


Las botellas de vidrio son una de las cosas que más llegamos a tener en casa y con las cuales luego no tenemos idea de que hacer. Lo cierto es que resulta una pena botarlas, cuando se pueden aprovechar para tantas cosas. En especial por el material con el cual están hechas, pues resulta de lo más atractivo para todo tipo de manualidades. Por eso, esta vez te mostramos como transformarlas en unas originales macetas colgantes, que puedes colocar afuera de tu hogar para obtener una decoración de lo más original. Es una idea muy buena y más sencilla de lo que te imaginas. Si te animas a intentarla, entonces no dejes de leer el artículo que tenemos para ti a continuación.

macetas

Lo primero para esta actividad es conseguir los siguientes materiales:

  • Botellas de vidrio (no importa el color de tengan, cualquiera en buen estado sirve)
  • Alcohol
  • Hilo
  • Un encendedor
  • Una lima para vidrio
  • Rejilla para plantas
  • Un alambre resistente

Para estas macetas tienes que utilizar plantas colgantes, como los helechos o las plantas trepadoras, que pueden crecer en esta posición sin ningún problema y se ven muy bien dentro de este tipo de macetas. Una vez que lo tengas todo listo, solo sigue las instrucciones a continuación.

  1. Tienes que empezar por remover las etiquetas de las botellas. Para esto, solo tienes que despegarlas y usar algo de agua caliente, que te permitirá remover los retos de papel y pegamento que puedan quedar en la superficie. Un buen consejo, es utilizar un cepillo de dientes que ya no te sirva para facilitar esta tarea.
  2. Lo que sigue es cortar tus botellas. Esto puede ser un poco complicado, pero si lo haces con cuidado nada malo tiene porque pasar. Para lograrlo, moja un poco de hilo con alcohol y átalo a la altura a la que quieres cortar la botella. Como puedes ver en la imagen, lo mejor es remover la parte inferior y dejar la mayor parte del recipiente para meter la planta.
  3. Una vez que tengas el hilo bien sujeto alrededor de la botella, usa el encendedor para quemarlo. Cuando el fuego se apague coloca la botella en agua fresca. El choque de la temperatura provocará que el vidrio se rompe justo a la altura que deseas. Si no se rompe completamente, solo dale unos golpecitos para que puedas desprender el vidrio sin problemas.
  4. Ahora solo tienes que usar la lima para pulir y emparejar los bordes filosos y que te quede perfecto. Repite este paso con todas las botellas que hayas elegido y en poco tiempo, vas a tener bases perfectas para elaborar todas tus macetas. En cuanto las tengas listas será hora de armar la estructura para poner las plantas.
  5. Toma tramos de la rejilla que conseguiste y colócalos dentro de cada botella, para que en ellos puedas enredar las plantas. Puedes sujetarlos metiendo un tramo de alambre a través de la boca, por el lado contrario. Procura dejar la rejilla cerca de la abertura que hiciste, para que no batalles al poner cada una de las plantas.
  6. Asegúrate de sujetar bien el alambre y en cuanto lo hayas sacado por la boquilla, podrás hacer uso de él para colgar maceta de donde quieras. Pero antes de eso, tienes que colocar las plantas con mucho cuidado, haciendo que las hojas sobresalgan de las botellas. Así recibirán suficiente luz del sol.
  7. Finalmente, solo resta colgar las macetas en el sitio que más te guste.

¿Qué te ha parecido esta manualidad? ¿Verdad que no es tan difícil de llevar a cabo? Inténtalo y vuelve para comentarnos que tal te fue.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)