Ecologiteca » Manualidades ecológicas » Reloj con tapas de botella

Reloj con tapas de botella


Podemos encontrar un montón de ideas para reciclar botellas, en especial si son de pet, pero ¿qué hay de las coloridas tapas que vienen con ellas? Ciertamente es más difícil pensar en algo con lo cual se les pueda dar un buen uso, al ser estas tan pequeñas. Por eso estamos seguros de que la manualidad que tenemos el día de hoy para ti, te encantará y te permitirá darle un buen uso a todas las que tengas en casa. Se trata de un original reloj 100% ecológico, que es fácil de hacer y perfecto para decorar cualquier pared. ¡Acompáñanos a descubrir como realizarlo!

reloj

Antes que nada, tendrás que conseguir los materiales que te enlistamos:

  • 12 tapas de botella que nos servirán para marcar las horas. Puedes usarlas todas iguales, todas diferentes u optar por colocar cuatro distintas a las demás como se ve en la foto. Todo depende del estilo que le quieras dar a tu reloj.
  • 12 palitos de plástico de la misma longitud.
  • 2 palillos rectangulares de plástico, que usaremos como agujas.
  • Una base de plástico. Puede ser de la forma que quieras, aunque redonda se verá mucho mejor.
  • Un motor de reloj.
  • Pegamento universal o silicón.

Si ya lo tienes todo listo, presta mucha atención a las instrucciones siguientes.

  1. Lo primero que haremos será colocar el motor del reloj detrás de la base de plástico que conseguiste. Esto para que el mismo no pueda verse, ya que no se miraría muy estético sino pudiéramos cubrirlo. Vas a utilizar el pegamento que tengas para fijarlo directamente a la base, siempre asegurándote de que funcione correctamente.
  2. Ahora toma los palillos que utilizarás como las agujas de tu reloj y pégalas de tal manera que tengan movilidad, en base al motor que está por atrás. Es importante que pongas este último en marcha y hagas una prueba para ver si funcione correctamente, antes de seguir armando esta manualidad.
  3. Es tiempo de ir pegando los palillos alrededor de la base de plástico. Hazlo de tal manera que queden bien alineados entre sí, marcando los doce husos horarios. En el extremo de cada uno de ellos vas a pegar también una tapa, presionando con tus dedos para que se queden en su lugar sin moverse.
  4. Por último, tan solo tienes que dejar secar todo antes de proceder a colgar tu reloj. Si todo sale bien, notarás que funciona correctamente y solo te restará ajustar la hora de manera correcta. Así cada vez que lo mires, podrás consultarlo sin temer a que esté muy atrasado o adelantado.

Como ves, esta manualidad es mucho más sencilla de lo que parece pero sí que necesitas hacer un despliegue de toda tu habilidad manual para que te quede a la perfección.

Lo mejor es que tú mismo puedes personalizarlo como quieras y para eso, te damos algunas ideas extra que nunca están de más:

  • Pinta todo tu reloj con algún color metálico. Se verá muy elegante y moderno, además de que así te será más sencillo combinarlo con la decoración que tengas en tu hogar.
  • En vez de un tono metalizado, puedes optar por tu color favorito o también hacer combinaciones con las pinturas que más te gusten. Será entretenido y puedes hacer los diseños que quieras.
  • Consigue pintura para pizarra y pinta tu manualidad completamente con ella. Lo mágico de esto es que una vez que lo hagas, puedes escribir con tiza sobre ella. Así podrás escribir los números sobre las tapas o cualquier mensaje que te parezca agradable.

¿Qué te ha parecido esta manualidad ecológica? Déjanos un comentario para contarnos que es lo que piensas acerca de ella.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)