Ecologiteca » Manualidades ecológicas » Rosas con hojas recicladas de libros

Rosas con hojas recicladas de libros


Pocas veces es necesario reciclar un libro, ya que de ellos se dice que son amigos que pueden durar toda la vida. No obstante hay ocasiones en que ya no se vuelven a leer y solo están ocupando espacio en casa, aunque tirarlos es algo sumamente lamentable. Si no encuentras a nadie a quien puedas obsequiárselos, entonces bien puedes aprovechar sus hojas para hacer la bonita manualidad que te proponemos el día de hoy y que es mucho más sencilla de lo que te imaginas. Se trata de unas hermosas rosas de papel reciclado, excelentes para regalar a alguien especial o adornar tu casa de forma original.

rosas

Antes que nada necesitas conseguir los siguientes materiales:

  • Libro que ya no vayas a utilizar
  • Lápiz
  • Silicón frío
  • Pegamento universal
  • Palos largos de madera
  • Tijeras
  • Pincel

Si ya lo tienes todo listo, sigue las instrucciones a continuación con mucho cuidado.

  1. Arranca las hojas que vayas a utilizar. Toma en cuenta que cada una te puede servir para hacer una rosa, aunque lo recomendable es que uses dos en vez de una para que los pétalos sean más resistentes y por supuesto, para que la flor tenga más grosor y una mejor apariencia. Recuerda que las hojas deben estar en perfecto estado, así que arráncalas lo más cerca posible de la orilla.
  2. Una vez que tengas las hojas que necesites vas a hacer lo siguiente. Toma tu lápiz y traza en una de ellas una espiral que abarque toda la superficie. No importa que quede perfecta, de hecho lo ideal es que lo hagas a mano alzada, porque al final tú mismo le irás dando forma a la rosa con tus propias manos.
  3. Toma las tijeras y recorta la espiral, siguiendo la línea que trazaste. De esta manera, el final tiene que quedarte una tira larga y en forma de círculo. Esta tira la vas a enrollar sobre sí misma alrededor del bolígrafo, para que te quede bien firme. En cuanto esté enredada en torno a él, podrás irla abriendo y dándole forma de rosa como se aprecia en la fotografía de arriba.
  4. Modela la flor como más te guste y con ayuda del pincel, ve colocando algo de pegamento en las partes donde sea necesario para que conserve su forma. No olvides oprimirla con tus dedos para que los pétalos queden bien firmes y no los sueltes de inmediato, sino hasta que hayan secado muy bien.
  5. Dale la vuelta a la rosa que hayas formado y justo en su centro, coloca un poco de silicón frío. Allí mismo vas a pegar un palo de madera, para dar la ilusión de que es un tallo. Sujétalo bien por un momento para que no se vaya a despegar y en cuanto haya el silicón, tendrás tu primera flor hecha con material reciclado.
  6. Repite los pasos anteriores para crear tantas rosas como quieras. Puedes pintar el tallo si gustas o dejarlo tal y como esta, para que tu adorno se vea muy original. Y eso es todo lo que debes hacer para que esta manualidad te quede excelente.

Puedes hacer lo que desees con tus rosas para que luzcan fenomenales. Pintalas con aerosol metálico y podrán servirte para tener un centro de mesa elegante, ecológico y muy económico. Ponlas en un jarrón y deja que decoren tu sala de estar o tu habitación. También se vale hacerlas con hojas de revistas o restos de cartulina que tengas por allí, ¡hay mucho que se puede reciclar y que de seguro tienes esperando en un rincón de tu hogar!

Lo importante es que uses tu creatividad e imaginación al máximo.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)